La ciudad imperial de Petrópolis – Estado de Rio de Janeiro

La ciudad imperial de Petrópolis

Pocas ciudades brasileiras tienen un patrimonio imperial tan vasto y bien preservado como la ciudad imperial de Petrópolis. Los recuerdos de ese momento de la historia de Brasil están por todas partes: en monumentos, construcciones y nombres de calles y plazas, lo que la transforma en un excelente paseo a solamente 2 horas de Rio de Janeiro.

la-ciudad-imperial-de-petropolis
La ciudad imperial de Petrópolis

1. Todo empezó con el camino de Oro y Don Pedro I:

La Sierra de la Estrella, donde queda Petrópolis, sólo fue realmente explorada 200 años después del descubrimiento de Brasil, debido al enorme farellón montañoso de más de 1000 metros de altura que tuvo que ser ultrapasada.

Hasta que fueron descubiertas minas de oro en Minas Gerais, y en 1704 fue construido el “Camino Nuevo“, o “Camino del Oro”, quedando la región donde se ubica Petrópolis pasaje y apoyo de los arrieros y viajantes en el Camino Nuevo del Camino Real, en el trayecto de Rio de Janeiro a Minas Gerais.

2. Don Pedro I:

En sus viajes, el Emperador D. Pedro I se hospedó en la región con su familia y se encantó con el paisaje del bosque Atlántico y el clima templado. Él adquirió la Hacienda de Córrego Seco para realizar su sueño de construir el Palacio de la Concordia, su residencia de verano.

Don Pedro también compró tierras en lo Alto de la Sierra, Quitandinha y Retiro, expandiendo su hacienda.

3. Fundación de la ciudad imperial de Petrópolis por Don Pedro II:

Vista del palacio imperial de Petropolis
Vista del palacio imperial de Petrópolis

Los planes sólo fueron concretados años después, pero por su hijo d. Pedro II, que firmó el decreto de fundación del poblado de Petrópolis el 16 de marzo de 1843.

el 16 de marzo Palacio Imperial, el proyecto preveía la urbanización de una villa alrededor, la creación de Cuadras Imperiales, de una iglesia y de un cementerio.

4. Julius Friedrich Koeler:

El Mayordomo Paulo Barbosa incumbió al ingeniero Júlio Frederico Koeler a construir un camino para la Sierra que permitiera el pasaje de carruajes, una vez que el Camino Nuevo era apenas para mulas y caballos.

Alemán de nacimiento (1804), Koeler emigró para Brasil en 1828, para servir al Ejército Imperial. Alejado por problemas políticos, fue contratado para ser Ingeniero Civil en la Provincia de Rio de Janeiro.

La ciudad imperial de Petrópolis fue toda planificada: al contrario del viejo estilo colonial portugués de construir las casas de fondo para los ríos, utilizados apenas como alcantarillado, Koeler creó un plano innovador para la urbanización y preocupado con el medio ambiente, con las calles siguiendo el curso natural de los ríos y las casas de frente para ellos, pero alejadas, con espacio para amplios jardines. Esto aún puede ser visto en el centro histórico de la ciudad.

5. Inmigrantes y la 5ª capital gastronómica do Brasil:

Para ayudar en la construcción del poblado, llegaron los primeros colonos alemanes alrededor de 1845. Después llegaron portugueses, que se dedicaban al comercio; franceses, que vinieron de a poco y se dividían entre la industria alimentaria y la jardinería; los italianos, que trabajaban principalmente en la Compañía Petropolitana de Tejidos; los ingleses, que se destacaban en la hotelaría y transportes; finalmente sirios y libaneses, todos en la búsqueda de realizar sus sueños de vida, construyeron una ciudad cosmopolita y emprendedora, rica en cultura, historia y gastronomía.

6. Capital de Cerveja del Estado de Rio:

La ciudad imperial de Petrópolis es considerada la cuna de la producción de la cerveza en Brasil, ya que allá surgió la primera cervecería del país: Bohemia, fundada en 1853. Junto con las vecinas Teresópolis, Nova Friburgo e Guapimirim, Petrópolis hace parte de la Ruta Cervecera de Rio de Janeiro, que incluye 23 productores de todos los tamaños.

¡Visita la ciudad imperial de Petrópolis en nuestro paseo!

LEAVE REPLY

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *