Catedral de San Pedro de Alcántara – Petrópolis, estado de Rio de Janeiro

Catedral de San Pedro de Alcántara

Uno de los principales puntos turísticos de Petrópolis es la Catedral San Pedro de Alcántara, que encanta turistas de todo el mundo con su estilo neo-gótico francés, esculturas en mármol de carrara, vitrales y pinturas de Carlos Oswald, además de contener en su interior el mausoleo donde están los restos mortales del emperador Pedro II y su familia.

1. Sugerencia de la Princesa Isabel:

Al proyectar Petrópolis, el Mayor Júlio Frederico Koeler reservó un terreno para la construcción de una iglesia católica y de un templo protestante. En el plano, el terreno reservado para la construcción de la Matriz quedaba en la confluencia das actuales Av. Ipiranga, Av. Tiradentes, Calle de la Imperatriz, Av. Koeler y Calle Trece de Mayo. En el proyecto primitivo, del ingeniero y arquicteto baiano Francisco Caminhoá, la fachada daba al palacio Imperial.

Por sugerencia de la Princesa Isabel, el nuevo frente de la Matriz estaría de frente para la Av. Koeler, considerada entonces “la calle noble”.

2. Piedra Fundamental y cápsula del tiempo:

Lei do Ventre Livre
Ley del Vientre Libre

La primera piedra fundamental es lanzada en marzo de 1876. En 1884, es lanzada la segunda piedra fundamental, ya en la posición definitiva.

Dom Pedro II puso una copia de la Ley del Vientre Libre, periódicos de la época y su colección personal de monedas acuñadas en el Imperio en oro, plata y bronce en esta segunda piedra fundamental.

3. Demoras en la obra:

7 años después del comienzo hubo una interrupción de obras, probablemente por falta de recursos y el alejamiento de Caminhoá. La nueva fase se reinicia en 1914, por el ingeniero Heitor da Silva Costa. Y a partir de 1918, el material usado pasa del granito para el mortero.

Por falta de recursos, en 1025 Heitor dejó la construcción sin finalizar la fachada de la Catedral de San Pedro de Alcántara. En 29 de diciembre de 1929 empiezan las obras para la conclusión de la fachada, de las Capillas Bautismal e Imperial y más 4 pisos de la torre.

4. Torre cerca del cielo:

La torre tiene 70 metros de altura porque los constructores pensaban que cuanto más alta fuera a la iglesia, más cerca del cielo, estaremos más cerca de Dios. Viéndola desde lo alto podemos ver que ella tiene la forma de una cruz.

Ella sólo fue incorporada en la década de 1960. Fueron reiniciadas las obras con la construcción de las escaleras de acceso al coro; los pisos de las terrazas que cubren las capillas laterales; el rosetón gótico que está debajo de la torre. También fue hecho el apoyo para la exposición de las imágenes de los evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan, hechos por A. Bordignon.

5. Regreso de Don Pedro II a Brasil:

Dos días después de la Proclamación de la República la familia imperial partió para el exilio. En el camino pasaron por Portugal donde la esposa de d. Pedro II falleció.

Después de la muerte de la Emperatriz, D. Pedro II siguió solo para Francia para encontrar su hija, la Princesa Isabel, que ya estaba allá. Pero cuando llegó a Francia, D. Pedro II estaba muy mal de salud, él entonces escribió una carta para su mejor amigo en Brasil, Visconde de Taunay, solicitando que en carta diera noticia de Brasil y de la ciudad de Petrópolis. Pidió también al amigo que, si fuera posible, además de la carta, mandara para D. Pedro II en Francia, una caja con un puñado de tierra, pues como él no podía más regresar a Brasil, por estar exiliado, quería que hicieran una almohada de tierra para ser puesta en su ataúd, debajo de sus pies, para que aunque fuera una parte de su cuerpo descansara en suelo brasileiro.

El amigo conmovido con el pedido mandó para Francia ese puñado de tierra.

D. Pedro II murió y fue enterrado en Francia, sólo que en la década de 20 el gobierno Brasileiro dió amnistía a los descendientes del Emperador, y ellos podían regresar para Brasil. Esos descendientes, para prestar un último homenaje a D. Pedro II, pues él era Brasileiro y nació en Rio de Janeiro, trajeron los restos mortales para Rio de Janeiro y después lo llevaron para Petrópolis, la ciudad que él fundó. Por eso hoy él está sepultado en la Catedral.

En la pequeña capilla, ubicada al lado derecho de quién entra en la iglesia, las lápidas de Don Pedro II, Doña Teresa Cristina, Conde d’Eu y Princesa Isabel, poseen esculturas en tamaño natural, acuñadas en 1925 por Jean Magrou. La Catedral de San Pedro de Alcántara es decorada por vitrales en la pared de fondo, donde hay versos pintados del proprio emperador.

¡Conozca la Catedral de San Pedro de Alcántara en Petrópolis!

LEAVE REPLY

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *