Palacio Quitandinha – Estado do Rio de Janeiro

Palacio Quitandinha

Petrópolis es famosa por haber sido la residencia de verano de la familia real en el Segundo Reinado, sin embargo, hay una construcción más reciente, ya del período republicano, que merece una visita: el Palacio Quitandinha.

La obra fue hecha para ser el mayor hotel-casino das Américas, y realmente lo fue, atrayendo celebridades como Walt Disney, Greta Garbo, Orson Welles, Carmem Miranda, Grande Otelo, entre muchos.

1. Arriero visionario:

El hotel-casino fue idealizado por un minero, el arriero Joaquim Rolla, que estudió solamente la educación básico, pero tuvo la suerte de ser sobrino de un rico político que le regaló una tropa de burros. Unió la suerte a su sentido para los negocios y fue prosperando, hasta que, con poco más de 30 años de edad, compró su primer casino. Rolla se transformó en uno de los hombres más ricos de Brasil, siendo dueño de lugares famosos, como los casinos de Urca, de Pampulha, de Niterói y de Lambari. Era de él también el famoso Edifício JK en Belo Horizonte.

2. Fachada estilo franco-normando:

Para la realización de su sueño, Rolla tuvo la ayuda de los arquitectos Luis Fossati y Alfredo Baeta Neves. La piedra fundamental del Quitandinha fue lanzada en 1941.

Inaugurado el 12 de febrero de 1944, con transmisión en vivo por la Radio Tupi. 50 mil metros cuadrados, 6 pisos, muchos salones y 440 habitaciones de hotel.

¡El lago tenía arena que trajeron directamente de Copacabana para crear una playa artificial! “Fueron cientos de camiones que vinieron de Copacabana, con arena de allá para Petrópolis”, cuenta el empresario Luiz Boralli Garcia, que trabajó en la administración del espacio de 1963 a 1987.

3. Interior rococó:

Interior del Quitandinha
Interior del Quitandinha

Dorothy Draper, la decoradora de Hollywood, vino hacer la exuberante decoración interior. En varios salones, espejos fueron colocados estrategicamente para poder observar los lustres.

La cúpula del Salón Azul es la segunda mayor do mundo, con 30 mts. de altura y 50 mts. de diámetro (1° lugar es del Vaticano, redoma de la Catedral de San Pedro). Debajo de ella existe el llamado punto del eco, donde es posible oír la propria voz repetida 14 veces.

La cocina tiene un tamaño inimaginable.

La piscina térmica tiene forma de piano de cola y alcanza 5 mts. de profundidad.

Rolla también usó un sistema de aire condicionado sustentable, en plena década de 1940, aprovechando el agua helada de la montaña.

Para que los padres apostaran tranquilos, ¡había también un “espacio para niños”!

Además de salón para periodistas, una mesa telefónica con 800 extensiones: la segunda mayor central telefónica de Brasil.

¡Una central eléctrica que serviría para una ciudad de 20 mil habitantes!

4. Prohibición de los juegos de azar y fin de su época áurea:

En mayo de 1946, el presidente Eurico Gaspar Dutra decretó la prohibición del juego de azar en Brasil, y el local pasó a funcionar solamente como hotel, generando dificultades para mantener el lujoso espacio.

Aún así, el ahora Hotel Quitandinha recibió grandes eventos y personajes ilustres, como Getúlio Vargas y Evita Perón, en la Conferencia Interamericana de 1946. En sus dependencias sucedieron momentos marcantes para la política, como la firma de la declaración de guerra de los países americanos al Eje, durante la Segunda Guerra Mundial; y también el Tratado de Rio de Janeiro, que vendría a ser más tarde la Organización de los Estados Americanos (OEA), durante la Conferencia Interamericana de Asistencia Recíproca, presidida por Oswaldo Aranha.

También realizaron allá muchos concursos como Miss Brasil, además de espacio para bailes de graduación, carnaval, etc.

5. SESC y cultura:

En 1963, Joaquim Rolla vendió el Palacio Quitandinha para un grupo empresarial de Sao Paulo, y el lugar se transformó en un gran condominio de lujo.

En 2007, la parte administrativa del edificio (incluyendo los diversos salones y áreas de recreo, con excepción de los departamentos, que pertenecen a particulares) fue adquirida por Sesc Rio, que después de la restauración pasó a promover atracciones culturales allí, valorizando el espaço histórico-cultural que quedó cerrado por tanto tiempo.

En 2008 la presentación de la Orquesta Petrobrás Sinfónica fue el regreso oficial del lugar como escenario para música, teatro y danza. Anexado por el Instituto Estadual del Patrimonio Cultural (Inepac), el Palacio Quitandinha volvió a figurar entre los lugares más visitados del municipio y transformarse en la postal de la Ciudad Imperial.

¡Visita el Palacio Quitandinha en nuestro paseo!

LEAVE REPLY

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *