Arraial do Cabo – Paseo Rio de Janeiro

Arraial do Cabo y sus curiosidades

Arraial do Cabo reúne algunas de las más bellas características del litoral brasileiro, con lagunas y playas de mar cristalino, dunas de arena blanca, y vegetación de restinga, además de acantilados que funcionan como miradores para apreciar toda esa belleza.

Conocida como “Capital del Buceo, Paraíso del Atlántico y el Caribe Fluminense”, ven conocer la historia de este lugar.

1. Geografía y primeros residentes:

Hace aproximadamente un millón de años atrás, los vientos, las corrientes marinas y las mareas empezaron a depositar sedimentos entre 3 islas antiguas, uniéndolas al continente, en los actuales cerro del Mirante, del Forno y Pontal de Atalaia.

Hace unos 5 mil años llegaron nómadas, que vivían en pequeños grupos en lo alto de los cerros y bajaban solamente para buscar alimentos, básicamente peces y moluscos.

Los tamoios eran, en la época de la llegada de los portugueses, los habitantes más comunes de la región, aunque también habían tribus de otras vertientes tupinambás.

2. Américo Vespucio:

Descubierto Brasil en 1500, se hacía necesario conocer y explorar las potencialidades económicas de la tierra recién descubierta. En 1501, durante el reinado de D. Manuel I, partió una expedición formada por 3 naves, donde Gaspar Lemos regresaba después de comandar uno de los navíos de la flota de Pedro Álvarez Cabral.

Fueron descubiertos lugares como Cabo de São Roque en Rio Grande do Norte, la Bahía de Todos os Santos, Cabo de São Tomé, entre otros. En 1502 llegaron a Rio de Janeiro, Angra dos Reis y, en el actual estado de São Paulo, en São Sebastião, São Vicente y Cananéia.

Américo Vespucio, uno de los integrantes de la expedición, después de separarse de la flota, baja más hacia el Sur, llegando al lugar hoy conocido como “Playa dos Anjos”, y allá ancla y desciende a tierra firme.

Llamaron al lugar Cabo Frio, en función de algunas características locales, como corrientes marinas de baja temperatura, vientos fríos y constantes que daban la impresión de baja temperatura, y repentinos cambios de tiempo, de sol para día nublado, a veces niebla y mar agitado.

Américo decidió entonces construir un fuerte (cuyas ruinas aún permanecen, accesible por el sendero entre la Playa do Forno y Prainha), donde dejó 24 hombres con armas y provisiones, con la misión de fundar un poblado y colonizar el lugar. Después de hecho esto, Américo Vespúcio siguió viaje rumbo al Sur, hasta el Río de la Plata.

3. 1ª misa y Guerra de Cabo Frío:

Posteriormente fue construida una factoría en un lugar próximo, la primera factoría de Brasil. Se empezó a desarrollar en Arraial un modesto asentamiento, siendo ese uno de los primeros en territorio brasileiro. Aún es posible ver en la ciudad la primera construcción de albañilería de la tierra recién-descubierta, la “Casa de Piedra”.

Construida en una pequeña elevación a la izquierda de la Playa dos Anjos, la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios se remonta a 1506 y fue la primera iglesia de madera donde fue celebrada una misa en Brasil.

Tantas riquezas trajeron una intensa piratería promovida por franceses, ingleses y holandeses. Antônio Salema, gobernador de Rio de Janeiro en 1575, reunó un ejército portugués apoyado por una tropa de indios catequizados, con el objetivo de acabar con el dominio franco-tamoyo que ya duraba 20 años en Cabo Frío.

Los indios Tamoyo fueron practicamente aniquilados a causa de la insurrección. Otros piratas europeos, principalmente ingleses y holandeses, siguieron a piratear el palo-brasil, ya que la escasez de colonización en el litoral fluminense permitió que continuase a ser un blanco fácil y lucrativo para los corsarios europeos.

4. Evolución y Actualidad:

En 1814 fue construido un Telégrafo, en uno de los puntos más altos del cerro de Pontal do Atalaia. Sus ruinas atraen hasta hoy un sinnúmero de turistas al lugar, desde donde se puede ver la Isla del Farol. La isla se llama así porque en 1833 D. Pedro II mandó construir un faro. En 1861 fue inaugurado el Nuevo Faro, con una torre de 16 mts., que sería modificado recién en 1925.

Junto con el sabor de Libertad del fin de la esclavitud en 1888, vino un grave colapso económico, sufrido por toda la región y sólo recuperado totalmente en el siglo XX, con el desarrollo de la extracción salinera, del turismo y de la industria química.

Llegaron los ferrocarriles y carreteras, y junto a ellas, nuevas culturas, los primeros visitantes, el progreso. La inauguración del Puente Rio-Niterói en 1973, inicio la fase actual de turismo en masa.

Con la emancipación de Cabo Frío en mayo de 1985, Arraial do Cabo dio más una acelerada, con el turismo como industria viable y sólida.

5. Caribe brasileiro:

Las playas de Arraial do Cabo son propicias para el baño de mar, la pesca y la práctica de deportes náuticos. El clima es cálido y húmedo, con temperatura media de 25° en verano y entre 17 y 23° en invierno.

Dunas de arena blanca, vegetación de restinga, lagunas y playas de mar cristalino, además de acantilados que funcionan como miradores para apreciar todo eso.

Arraial do Cabo alberga una diversificada vida marina: son tortugas, meros, calamares, langostas, mantarrayas e incluso delfines que viven en armonía en las islas de Farol y de los Porcos, en los sacos de Cherne y del Cordeiro, en la playa do Forno, en la Punta D’Água y en la Gruta Azul.

Playas que visitamos en nuestro paseo:

Arraial do Cabo es un paraíso del Atlántico rodeado por playas que encantan a residentes y turistas.

El municipio es conocido como la “capital del buceo”, ya que las playas de aguas transparentes y arena muy blanca transforman su costa en uno de los lugares brasileiros más propicios para la pesca submarina y el buceo.

La abundante fauna marina es decurrente del resurgimiento, un fenómeno oceanográfico que consiste en la subida de aguas profundas y ricas en nutrientes, para regiones menos profundas del océano.

1. Playa de los Anjos:

Es el punto de partida de los barcos de paseo y de pesca, con un aire bucólico formado por el conjunto de barcos y pescadores regresando del mar con peces para el mercado.

Fue en la arena de esta playa que Américo Vespucio desembarcó en 1503 para dar comienzo a la colonización de la región. Allí fue construida la Iglesia Nuestra Señora de los Remedios, donde sucedió la primera misa techada de Brasil. La iglesia permanece en el lugar hasta el día de hoy y divide espacio con os turistas que siguen para los paseos de barco, para el sendero del Forno y para los bares y restaurantes locales.

Pueden aparecer tortugas mientras esperamos el momento del embarque, que llegan tan cerca del muelle buscando los peces que sobran.

2. Playitas de Pontal de la Atalaia:

Según la alta o baja marea, pueden ser dos, separadas por rocas.

Con acceso por mar o por un sendero que sale del cerro de Atalaia, bajando una larga pero bellísima escalera.

La Playita de Atalaia es un lugar único, con agua siempre muy cristalina, como la Playa del Farol. En el lado izquierdo es posible practicar snorkeling y descubrir una playita oculta dentro de la Gruta del Amor.

3. Playa de la Isla del Farol:

Elegida en el año 2000 la playa más perfecta de Brasil por la revista Veja.

Con acceso solamente por el mar, es un área protegida por la Marina Brasilera y ellos controlan el acceso.

La ubicación privilegiada, la arena blanquita, el árbol centenario, los arrecifes de corales y los cientos de cardúmenes justifican los premios ganados por diversos años como “playa más bonita del mundo”, figurando siempre en el Top10.

Como es una reserva, el tiempo de permanencia en la isla también es controlado, por lo tanto aproveche bien el suyo.

4. Gruta Azul:

La gruta tiene 15 mts. de profundidad, es un poco pobre de vida marina, pero el efecto de luces es impresionante, que provoca un fenómeno azulado, de ahí el nombre.

Es parte del paseo de escuna que lleva a la Playa del Farol, y la formación rocosa es una de las muchas bellezas naturales en la ruta.

5. Grieta de Nuestra Señora:

En la ruta también es posible ver la grieta en la roca donde está la imagen de Nuestra Señora, y dice la leyenda que el agujero habría sido hecho por un meteorito…

Para las parejas, es un buen lugar para un beso, ¡con derecho a selfie!

6. Piedra del Gorila:

Otra roca con una forma interesante es el Perfil del Gorila, también llamado Piedra del Mono, otra excelente foto durante el paseo de escuna.

¡Visita Arraial do Cabo en nuestro paseo!

LEAVE REPLY

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *